EL BLOG (2013 - 2016)

Esta web nació siendo un blog hace una década, cuando ser bloguera era lo más (antes de la era Insta o TikTok). Pretendía ser un portfolio con las ideas y reflexiones de mis primeras clases, con el objetivo de adjuntarlo en mi CV. Y, aunque a día de hoy ya no me identifico con muchas entradas, la primera piedra de SuperLápiz se puso aquí, así que... ¡pasen y lean!

El Lince: vocabulario y ortografía

Hoy traigo un recurso sencillo, original y que, si se explota bien, puede dar mucho juego. Y nunca mejor dicho, pues se trata del juego de mesa El Lince. El Lince es uno de los juegos de mesa más sencillos que existen y tal vez por eso, goza de tanto éxito entre todas las edades y generaciones. Así lo avalan los 15 años que lleva la caja en mi casa y las decenas de sobremesas familiares que ha amenizado a primos,

Leer post >

Chuletas II: Infografías para la clase de ELE

Como ya amenacé en mi anterior entrada, habría segunda parte del tema Chuletas, esta vez digitales y al igual que las que propuse la semana pasada, pensadas para favorecer la competencia Aprender a Aprender y la autonomía personal del alumno. Por alguna extraña razón, hacer infografías me relaja muchísimo. La gente normal sale a correr o se pone una pelien el sofá, pero es en los gráficos, los vectores, los backgrounds, y en cortar, pegar y arrastrar donde he encontrado

Leer post >

Chuletas I

Que no cunda el pánico con el título de esta entrada, no pretendo hacer apología de lo que, según la RAE, entre estudiantes es: 3. f. Papel pequeño con fórmulas u otros apuntes que se lleva oculto para usarlo disimuladamente en los exámenes. Hoy quiero dedicar este post a la importancia de tener unos apuntes claros, prácticos y sobre todo, a inculcar a los alumnos (sea de la edad que sean) los beneficios de que sean ellos mismos quienes fabriquen sus esquemas,

Leer post >

Instagram: la fotografía como recurso didáctico ELE.

Cuánto tiempo sin pasar por aquí. He tenido que barrer alguna pelusilla nada más entrar… 🙂 En mi ahínco por crear herramientas educativas de los actos cotidianos y aficiones de los estudiantes, hoy traigo una idea en la que no dejo de pensar a diario. No considero estar “enganchada” a ninguna red social, pero sí que es cierto que raro es el día que no recibo alguna imagen vía Whatsapp, comparto vía Instagram o simplemente indico que me gusta vía Facebook. Las

Leer post >

Arcilla: Comprender y…¡modelar!

Hace unas semanas, dediqué una entrada a una actividad para practicar la comprensión oral a través del dibujo. Como soy una pesada de todo lo creativo y de la importancia del fomento de la imaginación, y a pesar de que habrá quién me acuse de pintamonas que descuida la gramática y la ortografía en pro de una caja de ceras, vuelvo con una muy parecida. El fin de semana pasado se celebró en mi ciudad actual, Zaragoza, la Feria CREATIVA, y

Leer post >

Jugar en clase

Pensaba empezar la entrada con una retahíla de beneficios del juego, pero todo lo que me contestaba Google y mi hemeroteca cerebral era relativo a los primeros años de vida y a la infancia en general. Pero, ¿por qué sólo para niños? Si nos pasamos toda la vida jugando o viendo jugar. El joven que no ordena caramelos con el móvil durante el trayecto de metro está viendo un partido de fútbol e incluso apostando el resultado de éste. El

Leer post >

El dibujo: Comprensión Ilustrada

Saber un idioma, ¿qué es si no comprender aquello que estamos leyendo o escuchando? Es vital para, después, sabernos expresar. En la mayoría de cuadernos de ejercicios, la manera de ejercitar y evaluar la comprensión tanto oral como escrita tiene forma de Listenings y Readings, la mayoría de ellos (sin ánimo de ofender a ninguna editorial) carentes de interés para el estudiante. Todavía no he conocido a ningún alumno entusiasmado ante la escucha de un programa de radio en el

Leer post >

De alumna de idiomas… a profe de idiomas

Nací en 1991 y en Barcelona, dos datos que indican que soy hija de la LOGSE y del bilingüismo en las aulas, así que mi primer contacto con otro idioma que no fuese mi castellano (cordobés!) maternal, fue el catalán en el cole a los 3 años. El poco, o más bien escaso, contacto que había tenido hasta entonces con la lengua de Pompeu Fabra había sido gracias a los dibujos animados de la tv autonómica pero no debieron aportarme demasiado

Leer post >